¿Se pueden hacer obras sin licencia?

Seguramente en alguna ocasión te lo has planteado si has tenido que hacer alguna obra o arreglo en casa, desde cambiar algún azulejo roto, cambiar una ventana o reformar toda la cocina.

Respondiendo con precaución diremos que sí se pueden hacer obras sin licencia. Sin licencia se pueden hacer reformas en el hogar siempre que no generen ningún tipo de residuos y que no afecten al exterior de la vivienda. Por ejemplo, trabajos como pintar paredes, el pulimento de suelos, el lijado de parqué o el cambio de saneamientos.

La licencia de obras sirve para que el ayuntamiento pueda comprobar que la obra que se va a realizar cumple con la normativa urbanística vigente. Para obtener la licencia de obra el ayuntamiento solicita una memoria que debe realizar un técnico donde se describan los trabajos que se van a realizar. Después, esa memoria se envía al Colegio Oficial, además, el técnico tiene un seguro de responsabilidad profesional que interviene en el caso que sea necesario si hay alguna incidencia o si el diseño de obra está mal ejecutado.

Si se opta por hacer una reforma sin licencia, el dueño del inmueble es el responsable. Así pues, en caso de que ocurra algún accidente o no se cumpla con la legislación vigente, el dueño se tiene que hacer cargo tanto de la sanción impuesta por las autoridades pertinentes como del coste del derribo de las obras ejecutadas si no cumplen lo legalmente establecido.

Para cualquier duda que te surja, no lo dudes y consulta con nosotros, desde ARQUITODO te asesoramos sobre las obras que quieras realizar en tu vivienda, nos encargamos de realizar todos los trámites necesarios para simplificarte las tareas y que no tengas que preocuparte por nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *